Historia de Medellín

Si unimos algunos retazos de la historia de Medellín, encontramos que Jerónimo Luis Tejelo, Teniente del Conquistador Jorge Robledo, el 24 de agosto de 1541 descubrió el valle donde hoy se asienta la capital antioqueña. El visitador Francisco Herrera Campuzano con 80 indígenas, fundó en 1616 el Poblado de San Lorenzo, en el actual Parque El Poblado.
En 1646 debido a que las leyes de segregación racial impedían que en los resguardos indígenas se establecieran mestizos y mulatos y, también en razón de las precarias condiciones de habitabilidad de San Lorenzo, se realizaron trámites para la construcción de otro poblado en el ángulo que formaban el Río Aburrá (Medellín) y el riachuelo de Aná (Quebrada Santa Helena) en el actual centro de Medellín, donde está actualmente el Parque Berrio, donde se edificó el sitio de Nuestra Señora de la Candelaria de Aná. Tres años después se levantaría allí mismo la Iglesia de la Candelaria, que fue posteriormente reconstruida a finales del siglo XVIII, y aún se conserva con ese nombre y en el mismo lugar.
Otros consideran como verdadero fundador de la ciudad al Gobernador Francisco Montoya y Salazar, quien se propuso conseguir el título de Villa para el naciente poblado.
La Reina, doña Mariana De Austria, confirió la cédula real que confirmaba la fundación de la Villa de Nuestra Señora de la Candelaria de Medellín, el 22 de noviembre de 1674. El Gobernador Miguel Aguinaga y Mendiogoitia, realizó la proclamación el 2 de noviembre de 1675. Desde ese año, el nombre de Medellín no se ha desligado de la historia de la ciudad. Señalan las crónicas que fue una gracia concedida por la Reina Regente a Don Pedro Portocarrero y Luna, Conde de Medellín de Extremadura.
El Valle de Aburrá, comprendía desde donde nace el río, hasta el lugar donde cambia su nombre por el de Porce, es decir, desde La Valeria ( Caldas) hasta el Hatillo de Barbosa. Tres mil personas habitaban el valle en esa época.
La apertura económica y social de la villa sólo se inició en 1785 con el Oidor y Visitador Juan Antonio Mon y Velarde, el "Regenerador de Antioquía".
Medellín recibió el título de ciudad en 1813 siendo Gobernador el Dictador Juan del Corral.
En 1826 es erigida capital del Estado de Antioquía. Convirtiéndose en un punto estratégico, eje de la economía que recogía y capitalizaba los rendimientos de la minería del oro.
Precedida por la minería llegó la caficultura. A mediados del Siglo XIX, las plantaciones de la región poco a poco empezaban a verse como industrias. Con una conciencia sobre la trascendencia de las vías de comunicación en 1875 comenzó la construcción del Ferrocarril de Antioquia.
Simultáneamente con su desarrollo socio-cultural, la comarca se preparaba para el auge industrial que ya asomaba tras el oro y el café.
En cuanto a la educación uno de los hechos sociales de mayor trascendencia en la historia educativa de Medellín fue la fundación de la Universidad de Antioquia, en1803. Inicialmente se le conoció como Real Colegio de Franciscanos y su primer local estaba situado en el costado norte del Parque Berrío. Las primeras carreras, con cupos muy limitados, fueron gramática, filosofía y teología. Al poco tiempo luego de su fundación, se inició la construcción de un edificio destinado a ser la sede de la institución, el cual en la actualidad corresponde al Edificio de San Ignacio, ubicado en la actual plazoleta del mismo nombre.
A partir de 1821, la universidad se denominó Colegio de Antioquia. En 1901 se el dio el nombre de Universidad de Antioquia. Dentro de sus claustros operó la primera escuela de artes y oficios de Colombia y el primer jardín botánico regional, así como la primera emisora cultural en América Latina. Sus profesionales y en especial sus médicos han sido pioneros en enseñanza y literatura médica y en la realización de trasplantes.
Durante la primera mitad del siglo XX, la historia de Colombia pasó por Medellín, que se convirtió en un centro de poder político y económico. Allí se forjó el gran espíritu empresarial de los antioqueños.
En 1905 la ciudad contaba con casi sesenta mil habitantes. En 1917 era el principal centro industrial del país. En 1919 se estableció la primera compañía aerolínea fundada en América ( la segunda en el mundo), SCADTA, precursora de Avianca.
Entre 1935 y la década de los 50, Medellín tuvo un sorprendente incremento en su desarrollo. Creció la ciudad y la población. Aparecieron nuevas fábricas. Se consolidó la industria textil. Surgieron nuevos servicios entre éstos salud, recreación, educación, empleo, seguridad, progreso. Medellín durante estos años fue un milagro económico.
Entre 1940 y 50, se acentuaron los fenómenos de invasión, urbanización y loteo clandestino. En 1950 se realizó el primer plan de desarrollo para la ciudad, que ya mostraba el complejo perfil de las modernas urbes.
En 1951 su población era de 358 mil habitantes. En 1985 Un millón 474 mil. En sólo 35 años casi cuadriplicó su población.
En 1960 empezó a materializarse el fenómeno de la metropolización.
La creciente integración física, social y económica de Medellín con sus municipios vecinos obligó a entidades del Estado a pensar con un criterio metropolitano. En 1980 se creó la primera Area Metropolitana del país, la del Valle de Aburrá, teniendo como soporte a la capital antioqueña.
La década de los 80, fue de proyectos más ambiciosos: Aeropuerto,
Metro y Túnel- la ciudad con su mejor recurso: la gente con gran capacidad de decisión para afrontar los retos que le imponga el futuro. Desde la fundación del resguardo indígena de San Lorenzo de Aburrá hasta el Medellín de hoy, han transcurrido 393 años. Han sido 393 años de historia fértil, escrita con el alma, con energía y protagonizada por hombres y mujeres audaces y emprendedores. La Medellín de hoy está abierta a la tecnología, las artes, la literatura, la medicina, la moda, la cultura, el deporte, las telecomunicaciones incluyendo el internet, etc. El metro, metroplus, y metro-cable de Medellín dejaron de ser un sueño para convertirse en una realidad, este transporte masivo es un motivo más para el turista, Medellín cuenta con varios parque bibliotecas ubicados en los barrios mas populares de la ciudad, una escalera electrica gigante en la comuna 13, y una cantidad de proyectos que la ubican hoy como la ciudad mas innovadora del mundo, seguida por New York y Tel-Aviv.  Sin embargo hay quienes también cuestionaron este primer puesto debido a que la seguridad en Medellín es otro aspecto que aún debe mejorar  esta ciudad emprendedora y pujante.
La capital antioqueña llamada también “La ciudad de la eterna primavera” es el segundo centro urbano del país y su segundo polo industrial, pero según un reciente estudio realizado por la Cámara de Comercio de Cartagena, el centro de investigación del Caribe Colombiano, y el Observatorio Económico del Caribe (OEC), Medellín es la ciudad más competitiva de Colombia, desplazando a Bogotá.